Balance olímpico


A falta de finalizar el peso de +78Kg y +100Kg., podemos decir que el judo olímpico llega a su fin. España no consigue medalla alguna y estas son sus terceras olimpiadas consecutivas sin lograrlo. Nos decepciona porque, quizá, nos acostumbramos a conseguir alguna medalla en esta modalidad (Barcelona 92, Atlanta 96 y Sidney 2000). Pero no solo se ha pinchado en yudo, en otras modalidades también. ¿puede ser la crisis o el método de preparación a los juegos? . . .

Hay muchas voces molestas. Críticas a la Federación, al CSD y todas ellas con bastante razón, podéis hacer lecturas en algunas de ellas consultando estos enlaces: ExteJudo, Judo Club Usurbil 

Pero centrándonos en las Olimpiadas. Quizá el judo español haya sufrido un varapalo. Con solo seis representantes, las opciones se reducían. Si a esto le sumamos la “mala suerte” en los sorteos (Oiana contra la número uno del ranking, Tomoko; Uematsu ante Isaev, actual campeón olímpico). Pero no somos los únicos (mal de muchos consuelo de tontos), probablemente quien más derrotado se siente es Japón. Llegaba con grandes espectativas y se suponía que iba a “barrer” en casi todas las categorías. Sin embargo tan solo ha conseguido una medalla de oro, dos platas y tres bronces. Tan solo Matsumoto (-57kg.) ha cumplido con sus espectativas. Por delante de ellos, Rusia (tres oros y un bronce) y Korea (dos oros y un bronce) y, probablemente, Francia también la supere si se cumple el pronóstico y Teddy Rinner se proclama campeón olímpico en +100Kg. (a disputarse hoy).

Sin embargo esto no debería consolarnos. Algo no funciona bien en nuestro país. Es hora de cambiar el rumbo y probar otro método. Otro sistema. Y no es suficiente con realizar cambios en los deportistas y cargarlos con la responsabilidad de no haber conseguido resultados. Esto es un equipo y cuando se falla, falla el equipo no solo el participante. Se debe plantear una reestructuración desde arriba hasta abajo, pasando por todos los estamentos.

Quizá uno de los cambios a realizar (al menos en nuestro país)  sería un sistema de competición que permitiese realizar más combates a los participantes y no utilizar la eliminatoria directa. Esto motivaría la participación pues en infinidad de ocasiones hacen muchos kilómetros para perder en el primer combate y volverte para casa. ¿Compensa el desembolso económico? Con el dinero gastado podría costearse una concentración donde hace judo randori tres horas, durante cinco días. Probablemente consiga mejor preparación.

Hay quien apuesta por un método de competición con un comienzo de ligas de cuatro (como en futbol). Otros, en un combate donde el vencedor sea el primero en conseguir dos ippones (el tenis). En este último método se busca saber quién está mejor preparado física y técnicamente, eliminando la posible “suerte” de encontrate el ippon. Probablemente esto sea inpensable (ahora) a nivel internacional o, incluso, nacional. Pero puede que a nivel autonómico sea un buen método para llevar mejor preparados a los deportistas a encuentros  de más nivel.

El Club Forum, este año, se plantea participar más en concentraciones y entrenamientos de fin de semana que en las COPAS, SUPER COPAS y demás inventos sangrantes económicamente para poder conseguir una plaza directa en la final del Cto de España. No compensa el esfuerzo  y gasto económico con el “premio” que se va a conseguir.

Sea cual fuere la decisión  a tomar (acertada o no), se requiere un cambio de método o estrategia pues el existente no funciona. Por delante quedan cuatro años de trabajo. Y la base de la pirámide, cada vez más pequeña . . .

About these ads

Los comentarios están cerrados.