Flashes del día a día


En nuestra formación del día a día, sin duda alguna, la labor más encomiable y fundamental es cuando profesionales de nuestro deporte consiguen enamorar a las personas en la práctica deportiva. Máxime cuando se consigue en un deporte tan complejo como es el nuestro: el yudo.Para ello no es suficiente con tener suerte. Esto puede durar unos días pero solo aquellos que saben y conocen las herramientas a utilizar son quienes consiguen su objetivo: enamorar.
Nuestro club tiene la suerte de contar con MariJ, junto con la colaboración de Richard, Victor, Rocío, Claudia  y Pili, hacen posible que nos podamos preocupar en la formación y educación de los más pequeños, en la enseñanza y práctica del yudo en edades tan tempranas como es tratar con niños de tres años. Mari J tiene la capacidad de hacer disfrutar al niño, conseguir que se divierta y, sin que se de cuenta, vaya aprendiendo los pilares fundamentales para el conocimiento de este deporte. Tales como el desplazamiento, el equilibrio y la coordinación motora.
Pero esto no reflejaría fielmente el trabajo de nuestra monitora si no fuese gracias a las nuevas tecnologías. Los móviles de última generación han evolucionado tanto que nos permite llevar “encima” una cámara, una video cámara y un sistema de comunicación inmediata. MariJ, en su afán por compartir con todos sus experiencias, nos envía de vez en cuando flashes de su quehacer diario con sus discípulos. Instantáneas que deseamos compartir con todos vosotros por su gran valor visual. También esperamos sirva de motivación a quienes comienzan en este apasionante mundo de la docencia deportiva como es el caso de nuestro amigo Antonio Giménez Cuadra que se ha convertido en pionero de la localidad almeriense de Vera, lugar donde ha comenzado su andadura con nada menos que diez alumnos ya. A él le dedicamos éstos flashes de nuestros niños para disfrute de todos:

Los comentarios están cerrados.