Categoría femenina -63Kg


En esta categoría una de las revelaciones ha sido la eslovena Urska Zolnir. Confiesa que no sabía qué era el judo. Ella tocaba el piano, finalizando sus estudios en la escuela de música, aunque le apasionaban las artes marciales. Fue su hermana quien le buscó un lugar para practicarlas y era un club de judo, se apuntó y así comenzó, a los diez años.
Cree que debe practicar varias técnicas y mejorar algunas, pues sus adversarias son diestras, zurdas, altas, bajas y debe tener un amplio repertorio para todas ellas.
Desea destacar la labor de su entrenador Marja Fabjana pues fue quien levantó el judo en Eslovenia y hoy es un referente. Vive para el judo, para ellos, los competidores. Reconoce que sin él no estaría en el lugar que esta hoy.
No cree que tenga grandes rivales, quizá la alemana Elisabeth Willeboordse con quien ha perdido en varias ocasiones. Pero también están Ueno o la francesa Gévrise que están por delante de ella. Tampoco subestima a las nuevas y jóvenes judocas que vienen con ganas intentando vencer a las más veteranas.
El judo en Eslovenia tiene un nivel alto, especialmente desde la medalla olímpica conseguida en Atenas. Aún no conocen todas las reglas pero de algún modo ellos tratan de verlo por sí mismos y entenderlo en su totalidad

Los comentarios están cerrados.