Cambiando la sala


Como ya os hemos dicho, hemos realizado cambios en la sala de entrenamiento. a simple vista puede parecer insignificante pero la amplitud y seguridad conseguida ha sido espectacular. La sala ha quedado más definida. Zona de acceso y zona de entrenamiento.

Antes se entraba a la sala por el lateral y existía un pasillo de entrada al mismo. Este pasillo ha desaparecido y el acceso al tatami se efectúa por donde antes estaba la pared de paneles grises. Hemos desmontado los paneles, dejándolos a la mitad. Esto quiere decir que el acceso a la sala es, ahora, la puerta anterior a la de siempre.

En la imagen de arriba podéis ver el pasillo de unos 20m. cuadrados que teníamos para el acceso. Esto rompía la estructura del tatami, “dividiéndolo” en dos partes. Estos días nos pusimos manos a la obra. Desmontamos el tatami y la pared divisoria (paneles).

Manolo se encargó de los paneles, junto con Marij y las Candelas. El siguiente paso fue, desmontar parte de la tarima para eliminar el tope que delimitaba la zona de pasillo de acceso.

Myky trabajandoMyky se encargó de esta tarea. ¡¡Se hartó de quitar clavos y tornillos!! Un trabajo pesado pero necesario para realizar la unión correcta con la nueva zona de tatami. al desmontar esa parte de la tarima, se iniciaba el proceso de ampliación hasta la pared. Ahora era necesario llevarlo a ejecución. Nos ponemos manos a la obra.

Se consigue el material necesario: palets, tableros, ruedas, utensilios, tablones, topes . . .    Todo lo necesario para empezar. Además, se revisan aquellas zonas que se “hundían” más de la cuenta, evitando este inconveniente a la hora de correr, paliando el problema.

En esta labor todos han aportado su colaboración, en función a su tiempo libre. Queremos hacer una mención especial a Myky y Miguel Ángel Castilla, pues vienen de vacaciones para estar con sus familias (ambos están desplazados fuera de Andalucía) y no dudan en venir a ayudar en todo lo que sea posible.

Las chicas . . .  ¡¡Qué vamos a decir de ellas!! Son todo terreno. No se cohiben en el trabajo y demuestran que también realizan labores pesadas ¡¡como quitar los clavos a los palets y cortarlos!! . . .

O lijar los tableros de los paneles para que encajen. Eso sí con alguna nota de humor. De esto que no falte . . . . Incluída cuando había que echar una mano ( o un apoyo) en realizar con efectividad un taladro. Y entre bromas, buen humor y sentido de compañerismo, la sala ha ido cogiendo forma. Todavía no está acabada. Nos faltan detalles pero los iréis descubriendo a lo largo de la temporada. Así, simpre encontraréis algo nuevo. Algo diferente. Como la temporada que deseamos realizar . . . .

Con una nueva estructuración y colocación de los neumáticos de un modo más eficiente, hemos conseguido un tatami “más blando” que absorbe los impactos de las proyecciones. Y como siempre . . . .¡Más fotos en nuestro Facebook!

 

 

Los comentarios están cerrados.