¡¡Felicidades!!


Ya no está con nosotros, apenas puede venir a echar un día de entrenamiento. Solo cuando tiene permiso o está de vacaciones. Hoy viene de fin de semana. A ver a su familia. A estar con los suyos y celebrar su cumpleaños con ellos y sus amigos. Sin embargo lo primero que ha hecho es preguntar si hoy había clase de yudo. Lamentablemente hoy no hay clase. El Club tiene hoy otras obligaciones.

Miguel Ángel Castilla es uno de esos alumnos de “toda la vida” que, aunque esté fuera de su tierra, siempre se acuerda de su club y sigue en contacto con él. Es más, los días de vacaciones que ha tenido, los ha pasado echándonos una mano en mejorar la sala de yudo. Es por esto y por mucho más que no nos podemos olvidar de él en un día tan especial como hoy. ¡¡Feliz cumpleaños Miguel Ángel!!

Los comentarios están cerrados.