Para meditar


En infinidad de ocasiones, para motivar a nuestros deportistas, utilizamos símiles con gestas heroícas, recordando a guerreros de otras épocas que se hicieron hueco en la historia por su coraje y bravura o valentía. Todos, alguna que otra vez, hemos recurrido a ellos o hemos hecho alguna mención al respecto para invocar al espíritu del sacrificio, del esfuerzo o de la perseverancia. Gladiadores, espartanos, samuráis, Tercios de Flandes . . . Todos ellos dignos de elogiar su bravura con una extensa bibliografía histórica, literaria o fantástica. Estos personajes se ponen de moda o desaparecen gracias ( o por culpa) del séptimo arte, dando popularidad con sus películas (El último samurái, Gladiator, Troya, Ala Triste, 300…) a éstos históricos soldados y guerreros.
Últimamente Esparta está de moda y es fácil escuchar algún que otro grito de “¡espartanos!”, como un grito de guerra o una consigna para activar el conmutador del esfuerzo y sacrificio.
Pero… ¿realmente conocemos a los verdaderos espartanos?. Recientemente las alumnas de la facultad de Educación de la Universidad de Almería (de las cuales forma parte nuestra profesora María José), han realizado un original y denso (a la vez que breve) trabajo sobre el sistema social-educativo de esta antigua ciudad-estado, donde sintetizan muy bien el perfil real del verdadero espartano, carente de valores morales o códigos de honor. He aquí el vídeo realizado, cedido en exclusiva para el Club Fórum, por sus autoras.

Los comentarios están cerrados.