A medio camino


Aunque la actividad del Club ha disminuido, hemos estado atendiendo a dos de nuestros jóvenes deportistas aspirantes al primer grado del cinturón negro.

Ellos son Laura Cara y Joaquín Benavente, quienes llevan varias horas de intensa actividad, llegando incluso a las diez horas en un solo día. Hoy ya es miércoles, acusan el cansancio de tanta intensidad pero saben que deben dar los últimos retoques a su examen y siguen sin desfallecer practicando las diferentes técnicas y kata necesarias para aprobar.

Cinturon negro

Con ellos, ayudando, han estado varios miembros del Club quienes saben que el trabajo en equipo es la clave del éxito, gracias a todos por esa ayuda desinteresada.

El próximo fin de semana será el día decisivo, tras los últimos retoques en el curso de preparación, afrontarán con decisión la prueba que se les pida para la obtención del cinturón negro, objetivo de todo yudoca e ilusión de nuestros alumnos tras muchos años para alcanzarlo.

Junto con ellos, un antiguo alumno del club ha deseado examinarse en Andalucía. Él ya ha superado dos veces esta prueba y va en busca de su tercer Dan. Ha sido el referente para otros yudocas ya que su línea marcada de cómo compatibilizar estudios y amor por este deporte ha inspirado a muchos de ellos. Estamos hablando de Myky, quien este fin de semana también estará entre nosotros para superar la prueba. Te damos la bienvenida y deseamos que cumplas tu objetivo.

Ya estamos a medio camino, solo falta un esfuerzo más y llegar con la ilusión e incertidumbre de alcanzar lo deseado.

Desde el Club les deseamos lo mejor y que sigan con esa actitud positiva del trabajo bien hecho. El esfuerzo y sacrificio suelen dar su recompensa.

Los comentarios están cerrados.