¡¡Conseguido!!


Examen cinturón negro

Tras muchos días de entrenamiento y superando las adversidades de este año, en cuanto a la disponibilidad de las instalaciones por festividades locales y ocupación del personal, no tuvimos un horario establecido, adaptándonos a estos contratiempos. Días en los que sí podíamos dar tres horas por la mañana y otras tres por la tarde; en ocasiones eran cinco por la tarde y otras no se podía.

.

.

.

.

.

.

Esto ha sido un pequeño trastorno que condicionó el método de trabajo. Aun así los aspirantes a cinturón negro no rechistaron y aguantaron el tirón. Fueron tres semanas intensas con contracturas y alguna otra lesión que sufrieron los Uke que también influyó en la seguridad y desarrollo del trabajo de quienes se examinaban. Antonio León sufrió un pequeño esguince y Joaquín Benavente tuvo que estar entrenando con otro compañero, de distinta altura y peso. Laura Cara se encontró algo “sola” al tener que estar turnándose con tres Uke, uno de ellos su hermano, Luís, quien se portó tremendamente bien y con una disposición absoluta para lo que hiciese falta.
Por otro lado Miguel Rodal venía muy justo de tiempo y agotado. Su entrenamiento intenso con objetivos de alta competición para la nueva temporada y un cambio de exámenes en el calendario de su carrera, retrasaron su preparación para el examen. Esto hizo que viniese muy ajustado, realizando un gran esfuerzo de mucha intensidad en tan solo tres días. Esta intensidad les pasó factura, tanto a él como a su Uke, Quini.

Y fue Quini uno de los factores más importantes en el desarrollo del examen, pues los Uke son una pieza muy clave en conseguir la elegancia del examen para Tori. Quini acusó el cansancio de días atrás, sumadas las horas del curso previo al examen (de 09:00h a 13:00h y de 15:00h a 18:00h) y el comienzo del examen a las 18:30h. En el examen de Miguel, para tercer dan, pudo aguantar el tipo, aunque algunas de las técnicas tuvieron caídas muy duras que, posteriormente, en el examen de Laura, le pasarían factura. Miguel también acusó el cansancio pero su juventud y experiencia de competidor le sirvieron de aval para superar la prueba.

El siguiente examen fue el de Joaquín Benavente. Tras muchos nervios y sufrimientos, Joaquín entró al tatami asombrosamente bien, su buena disposición en el examen y esa tranquilidad se vio reflejada en un trabajo realizado correctamente y con seguridad. Con un uke totalmente recuperado, Antonio León, puso la pizca de elegancia que todo Uke debe poner en el examen y no hubo duda que Joaquín había aprobado merecidamente, como así fue.

Joaquín ha ido de menos a más y ha superado muchos retos personales y deportivos, los cuales le servirán tanto para continuar en el camino que se le abre ahora, en profundizar en el conocimiento del yudo y para afrontar los retos que le plantee su vida con mayor seguridad.
El último alumno del club para superar la prueba, Laura, entraba a escena. Laura llegaba con poca fortuna al examen pues los constantes cambios de uke, durante los días de entrenamiento no la coordinaron correctamente. Para colmo en el curso previo al examen tuvo que estar turnándose con MariJ y Joaquín para, finalmente, tener que examinarse con Quini. Laura estuvo a la altura de su examen y tanto en la presentación de las técnicas solicitadas por el tribunal como en la teoría, tokui waza y ne waza, estuvo acertada y bien realizada.

Sin embargo la kata no estuvo lo lustrosa que debió estar. Un agotado Quini no acompañó con la elegancia que corresponde al desarrollo de una kata como es el NAGE NO KATA. Esto deslució en parte la actuación de Laura. A pesar de estos inconvenientes, el tribunal supo aislar la actuación de Tori y Uke, teniendo en cuenta quien se examinaba (Tori) y evaluó positivamente a Laura, consiguiendo superar la prueba.

A la finalización de la ceremonia del acto de entrega del cinturón negro, los familiares y amigos felicitaron a nuestros dos nuevos cinturones negros, Joaquín y Laura, más el tercer dan de Miguel.

Toris y Ukes
Después de todo esto, Quini consideró necesario pedir disculpas y mostrar sus respetos al tribunal examinador por no haber estado a la altura, a la cual hay que estar como Uke, en un examen de cinturón negro.

Padres y aspirantes CN

.

.

.

.

.

.

.

Luego fue el turno de tomar nota de los errores cometidos, pasar página y celebrar juntos (alumnos, profesores, padres y amigos) el cinturón negro de nuestros alumnos, recompensa a su entrega y esfuerzo.

Por último, agradecer al IMD de El Ejido, representado por D. Gabriel Jiménez, director del mismo, habernos permitido usar las instalaciones a diferentes horas, siendo flexibles y aportando su meritoria colaboración en poder conseguir el objetivo marcado. Muchas gracias en nombre de todo el CLUB FORUM.

¡¡Enhorabuena a todos!!

Los comentarios están cerrados.