Huele a mundial


   En la prensa van apareciendo información sobre el mundial de yudo de Brasil. Aunque aún faltan menos de diez días, las noticias ya empiezan a fluir. Os dejamos algunas interesantes. Estad atentos pues pondremos enlaces a distintos medios de comunicación.

 

Brasil presenta su selección de Judo para Mundial de Río de Janeiro

La Confederación Brasileña de Judo (CBJ) anunció este lunes la lista de los atletas convocados para el Mundial de Judo que se disputará en el gimnasio Maracanazinho, de Río de Janeiro del 26 de agosto al 1 de septiembre. La nómina incluye a 18 nombres, siendo que 12 de ellos ya integraron la selección nacional en Juegos Olímpicos. Como esta edición del mundial permite que cada país incluya a nueve judocas por género y son siete categorías masculinas y siete femeninas, Brasil convocó a otros cuatro atletas, además de sus mejores en el ranking mundial en cada categoría.

Añadido a esto, la CBJ convocó otros seis atletas para a disputa por equipos: Mariana Silva (63kilos), Barbara Timo (70kilos), Marcelo Contini (73kilos), Mauro Moura (81kilos), Eduardo Santos (90kilos) y David Moura (+100kilos).

Según la CBJ, la meta para este Mundial es superar el desempeño logrado en París 2011, cuando Brasil conquistó cinco medallas: dos de plata y tres de bronce. “Queremos conquistar más preseas y, al menos, un oro, en la competición”, afirmó Ney Wilson, coordinador de alto rendimiento de la CBJ.

Hasta el momento, Brasil tiene cinco atletas como líderes de sus categorías en el ranking mundial: Victor Peñalber, Rafael Silva, Sarah Menezes, Mayra Agui´lar e María Suelen Altheman.

La siguiente es la lista de los 14 judocas que representarán el país anfitrión en el Mundial:

Femenino:

48kilos – Sarah Menezes

52 kilos – Erika Miranda e Eleudis Valentim

57 kilos – Rafaela Silva e Ketleyn Quadros

63 kilos – Katherine Campos

70 kilos – Maria Portela

78 kilos – Mayra Aguiar

+78 kilos – Maria Suelen Altheman

 
 

Masculino:

60 kilos – Felipe Kitadai

66 kilos – Charles Chibana e Luis Revite

73 kilos – Bruno Mendonca

81 kilos – Victor Penalber

90 kilos – Tiago Camilo

100 kilos – Renan Nunes e Luciano Correa

+100 kilos – Rafael Silva

 
 

Otra de las novedades que aparecen en la prensa, son…

Sugoi y Laura, una pareja ‘Mundial’

 Se conocieron con 14 años y desde entonces han sido inseparables. Su día a día es el judo, pero no dejan de lado otros aspectos importantes de la vida. Ambos tienen carreras universitarias y siempre han sabido combinar tanto su vida profesional, como laboral y personal.

Con muchas medallas colgadas, tanto nacionales como internacionales, ahora centran sus esfuerzos en Río de Janeiro. Este mismo mes irán a competir y piensan volverse con otro metal, uno más en su ya larga trayectoria. Además de estudiar y entrenar, Laura Gómez y Sugoi Uriarte ayudan en una de las escuelas más importantes de judo de la Comunitat valenciana, Valencia Club de Judo Terra i Mar-UPV. En este club, entrenadores y competidores no cobran nada por enseñar todos sus conocimientos a alumnos entregados a este deporte.

La pareja tiene pensado continuar estudiando, siempre y cuando el judo les permita tener algo más de tiempo. Como en todos los deportes, llega un momento en el que no se rinde como antes, por ello, aunque la edad de madurez del judo es un poco tardía, no se cierran puertas y mantienen siempre una visión de futuro.

Él ingeniero y ella licenciada en Administración y Dirección de Empresas, piensan seguir estudiando y no dejar nunca de lado el judo. Lo consideran como un deporte exigente y que se practica en equipo. El respeto es siempre una de sus máximas prioridades.

Sugoi: «El objetivo es la medalla olímpica»

Laura: «El judo es la base del respeto»


«El objetivo es la medalla olímpica»

Sugoi Uriarte tiene 29 años, es vasco y afincado en Valencia, está casado con Laura Gómez. Los dos llevan en el mundo del judo desde pequeños. Durante todos estos años ha compaginado el deporte con sus estudios en ingeniería electrónica.

-¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

-A corto plazo, el Mundial que es el 27 de agosto, en el que competimos Laura y yo. Y a largo plazo, el objetivo es la medalla olímpica.

-¿Piensas en Río 2016?

-La clasificación olímpica empieza en abril del año que viene. Entonces tú necesitas ir sacando medallas para llegar al Mundial estando arriba. Porque luego se clasifican los 22 primeros chicos del ranking mundial y las 14 primeras chicas. Por eso es necesario puntuar en otros torneos y el plan oficial es el campeonato de Europa, del Mundo y la Olimpiada. A mí en este ciclo olímpico me gustaría sacar dos medallas europeas, una mundial y una olímpica.

-¿La crisis económica os ha afectado en cuanto a becas y a ayudas?

-A nivel de federación se ha notado porque han recortado presupuesto y salimos bastante menos y por esta razón hemos bajado en el ranking mundial. A partir de abril, que empieza la clasificación olímpica, es cuando se inicia lo importante para poder clasificarte para los Juegos. Todavía no sabemos si la federación nos sacará a todos los torneos o si tendremos que poner de nuestro bolsillo. Vivimos un poco con la incertidumbre en ese sentido.

-¿Tenéis algún patrocinador?

-No, pero estamos abiertos a cualquier ayuda, aunque sea de material deportivo. A mi Skechers me regala zapatillas y a Laura también.

-¿Me puedes hacer un balance del judo español?

María Bernabéu, Laura y yo somos los únicos que nos paga el Mundial la federación española. Luego tenemos gente muy buena que todavía es joven que creemos que para 2020 tendrá muy buen nivel. Y queremos ver si metemos a uno o dos más para Río, pero lo vemos difícil por el problema económico.

«El judo es la base del respeto»

Laura Gómez es licenciada en ADE por la Universidad Politécnica de Valencia. El judo es su pasión, pero además gracias a este deporte conoció a su compañero de viaje, Sugoi Uriarte.

-¿Entrenáis juntos o por separado?

-Entrenamos en el mismo club y en el mismo equipo. Pero luego Sugoi tiene unos contrincantes y yo tengo otras, de modo que cada uno tiene una parte más específica en la preparación. Pero la base es la misma.

-¿Cómo es la convivencia cuando os estáis preparando?

-Nosotros además de ser pareja somos amigos, entonces convivimos bastante bien. El problema viene cuando estás llegando a tu peso y tienes hambre. No quieres ver a nadie. Te molesta todo. Y en casa ya se respira el ambiente de competición. De vez en cuando, como la casa tiene dos pisos, uno se sube arriba y otro se queda abajo y así ni nos vemos (dice con una sonrisa). Para marcar un poco las distancias. Somos conscientes de la preparación y después de la competición todo vuelve a su cauce.

-¿Vuestro club está orientado para seniors o también para el deporte base?

-Nosotros somos pioneros en España. Se trata de un club sin ánimo de lucro en el que nuestro objetivo real son los resultados, nadie cobra. El dinero que conseguimos de subvenciones lo utilizamos para que la gente pueda venir a aquí a entrenar. Ahora mismo somos el objetivo de muchísimos deportistas con proyección a Madrid 2020. Son gente joven que está teniendo problemas reales para entrenar en sus comunidades y Valencia les ofrece la oportunidad de cumplir un sueño en uno de los mejores equipos a nivel internacional. Sí tenemos deporte base. Conviven las dos cosas, base con competición.

-Tienes una beca FER.

-Me sorprendió por la poca esponsorización que hay. Cuando supe que estaba Juan Roig detrás me pareció muy buena idea porque sé que tengo ahí una ayuda. Me gustó el concepto de «la idea de la cultura del esfuerzo» porque el judo es la base del respeto, del compañerismo y de la igualdad.

  

Los comentarios están cerrados.