Un deporte muy beneficioso


El “judo” es una de las actividades extraescolares más demandadas en los colegios. Cuando unos padres deciden apuntar a sus hijos a un deporte, uno de los primeros que seguramente les viene a la cabeza es el “judo”.

Este deporte, que surgió en Japón, tiene una gran cantidad de ventajas para nuestros hijos.
Al principio los niños no competirán, ya que el objetivo inicial es que se familiaricen con el yudo y vayan interesándose más por practicarlo. Deben tomarlo como un juego en el que comparten tiempo con sus amigos, a la vez que practican un deporte y aprenden algunos valores. Cuando ya tengan un nivel adecuado y hayan aprendido los aspectos fundamentales que transmite el judo, será el momento en que comenzarán a participar en competiciones.
Prepara su físico
En el yudo, probablemente, lo que más se suele hacer es caer al suelo. Es un deporte en el que las caídas son constantes por la naturaleza de esta actividad, por lo que los niños aprenden cómo deben caer al suelo correctamente, lo que les evitará muchas lesiones fortuitas tanto en el presente como en el futuro.
Además, este deporte les enseña a desarrollar su fuerza, su coordinación y su equilibrio, entre otras cosas.
También aporta beneficios a su mente
El judo es un deporte en el que la victoria o la derrota dependen de una decisión que debes tomar rápidamente. Eso permitirá a tus hijos que puedan aprender a tomar decisiones en poco tiempo.
También aprenderán una serie de valores importantes, como son el compañerismo, la deportividad, la motivación, el esfuerzo o la solidaridad. Otra característica muy importante en el judo es que cada niño está diferenciado por el color de su cinturón en función de su experiencia y conocimiento del judo, lo que permite que los niños reconozcan a los que son de un nivel superior y aprendan a motivarse por mejorar y continuar subiendo de nivel. Además, aprenden a respetar a los que son de un nivel superior.
Es un deporte muy recomendable, al aportar muchas cualidades, tanto a nivel intelectual como físico, a nuestros niños. El yudo contribuye a mejorar muchas partes de ti, tanto en lo físico como en lo mental.

Los comentarios están cerrados.