¿Qué es Judo?


Un deporte tremendo y dinámico
Es un deporte de combate tremendo y dinámico que exige gran disciplina mental y destreza física. Desde una posición de pie, se utilizan técnicas que permiten desequilibrar y derribar a sus oponentes. También incluye técnicas que permiten controlarlos en el suelo, pudiendo aplicar inmovilizaciones, estrangulaciones y luxaciones, obligando al adversario a abandonar. Aunque suene muy violento las palabras “luxar” y “estrangular”, no existe riesgo alguno pues, quien la sufre, decide en qué momento desistir al control ejercido con el gesto de dar dos palmadas en el suelo o en el cuerpo del adversario.
Yudo, simple y Básico
El yudo se originó en Japón como un derivado de las diversas artes marciales, desarrollado y utilizado por los samurai , clase de señor feudal y guerrero con cientos de años de tradición. Aunque muchas de las técnicas de judo se originaron de Artes que fueron diseñadas para herir, mutilar o matar al enemigo en la batalla, las técnicas de yudo se modificaron para que sus estudiantes pudieran practicarlas de un modo seguro sin dañar a su practicante, conviertiéndose en deporte. Por eso:

  • No existen patadas, puñetazos o técnicas de cualquier tipo de golpeo.
  • No se permite la aplicación de cualquier tipo de presión en las articulaciones al proyectar al oponente.
  • No utiliza armas de ningún tipo.

En su lugar, simplemente implica a dos individuos que se agarran por el uniforme de judo o judogi, utilizan las fuerzas del movimiento y desequilibrio para intentar derribar al oponente. Por lo tanto, es simple y básico. En su simplicidad, sin embargo, se encuentra su complejidad y maestría, incluso en la más simple de las técnicas de yudo. A menudo toma mucho tiempo, esfuerzo y energía, con una rigurosa capacitación física y mental en dominarlas.

El principio de la suavidad
El yudo es una palabra compuesta por dos caracteres japoneses, “ju” (que significa suave) y “Do”, “el camino”. Por tanto, “judo”, significa literalmente el camino de la suavidad. Aunque la suavidad no sea inmediatamente evidente a los recién llegados que ven cuerpos volando por el aire, cayendo al suelo. Es este principio de delicadeza (o yawara, mismo carácter que la “ju” en judo), en las que se basan todas las técnicas de judo.

Actividad física y rigurosa
El yudo es una actividad física rigurosa y exigente. La práctica de sus técnicas ayudan a las personas a desarrollar una aptitud física básica y fundamental de varias formas, tales como el desarrollo de la fuerza, flexibilidad, agilidad, velocidad, equilibrio dinámico y estático, fuerza explosiva y resistencia. La práctica de defensas y ataques activos ayudan a desarrollar la velocidad de reacción, la coordinación y confianza física general. Los estudiantes de yudo se hacen más grandes, fuertes y rápidos a través de la práctica del mismo.
El yudo no solo produce enormes ganancias en la capacidad física y atlética en general. Sus estudiantes también aprenden habilidades específicas y técnicas del yudo. Aprenden una variedad de técnicas para derribar a sus oponentes con fuerza, velocidad y control. Aunque los alumnos de judo a menudo aprenden muchas formas (técnicas) de cómo derribar al oponente en su carrera deportiva, suelen dominar sólo unas pocas, suficientes para obtener resultados en las competiciones de yudo actuales.
Los alumnos de yudo también aprenden los principios fundamentales y la dinámica de controlar a sus adversarios en el suelo, a través de la aplicación de técnicas de control. Su destreza con brazos y piernas, combinados con una considerable aptitud física básica, obtenidos de la práctica diaria del yudo, ofrece a sus estudiantes un gran repertorio de técnicas, habilidades y conocimientos. Estos, a su vez, permiten que sean excelentes atletas, con una sólida base física de habilidades fundamentales, que los convierte en formidables e imponentes adversarios en competición.

Mucho más que aprender
Pero más allá del desarrollo de la destreza física y la habilidad atlética, sus estudiantes aprenden mucho más. Aprenden a controlar sus impulsos, sentimientos y emociones. Aprenden sobre valores de perseverancia, respeto, lealtad y disciplina. Los estudiantes de yudo desarrollan una ética de trabajo pendiente, así como las costumbres sociales importantes y de etiqueta existentes en el marco de la sociedad japonesa. Aprender a superar sus temores y a mostrar coraje bajo presión. A través de la competencia y las exigencias de la práctica diaria, aprenden sobre la justicia y la equidad. A través de su experiencia, aprenden acerca de cortesía, modestia y muchos otros valores maravillosos que contribuyen a su desarrollo como ciudadanos con éxito de la sociedad. Como tal, el yudo facilita el desarrollo de importantes conocimientos y valores morales. Aquellos que son importantes para ayudar a la gente a convertirse en miembros activos y contribuyentes de sus comunidades, Naciones y del mundo. De esta manera, los estudiantes de yudo desempeñan un papel importante en las sociedades en desarrollo y la creación de comunidades nuevas y mejores para el futuro.


Judo: un sistema de educación física, intelectual y moral
Sin embargo, es mucho más que el mero aprendizaje y aplicación de técnicas de combate. En su conjunto, es un maravilloso sistema de educación física, intelectual y moral. El judo tiene su propia cultura, sistemas, patrimonio de la humanidad, costumbres y tradiciones. Por otra parte, los principios de dulzura son llevadas del tatami de entrenamiento, siendo la vida de la mayoría de los estudiantes, a sus interacciones con sus amigos, familia, compañeros de trabajo e incluso extraños. El “judo” da a sus estudiantes un código de ética, una manera de vivir y una forma de ser. Practicada hoy por más de 20 millones de personas, es sin duda el deporte de combate más popular en el mundo. En términos de número de participantes, es el segundo deporte más popular, siendo el fútbol el primero. En términos de organizaciones nacionales en todo el mundo, el yudo es el deporte más grande del mundo, con el mayor número de Naciones miembros de la Federación Internacional de Judo, o IJF. Forma parte de los sistemas curriculares de educación física de muchos países y práctica en clubes locales, secundaria y escuelas, colegios, centros de capacitación regionales y nacionales y en muchas otras áreas del país y en todo el mundo. Millones de personas han descubierto lo enriquecedor y espectacular que es. Una forma de vida, que conocemos como “judo”.

Un papel que jugar en la sociedad
Los alumnos de yudo también aprenden valiosas habilidades sociales y construyen relaciones duraderas y significativas con los demás. La camaradería y confianza creados entre los compañeros que han compartido los rigores del duro entrenamiento físico y mental, son profundos, a menudo proporcionando la base para relaciones que duran toda la vida. A través del yudo, las personas puedan desarrollar amistades e integrarse socialmente casi en cualquier lugar. Independientemente de la ciudad o país de origen de la que provenga, están obligados a pertenecer a un club de yudo o “dojo”, donde serán bienvenidos e integrados en dicho colectivo.

El yudo, idioma internacional
No es sólo una actividad física más; es un idioma internacional que trasciende las fronteras nacionales, las barreras culturales y las dificultades del idioma. De esta modo enlaza los pueblos, comunidades y países; desempeña un papel importante no sólo en nuestras vidas individuales, sino también en el futuro bienestar de nuestras sociedades en el mundo interdependiente de hoy.

Ya tenemos las primeras aportaciones sobre lo qué significa para vosotros la palabra HONOR. Seguimos esperando más. De todas las recibidas, elegiremos una y será escrita en un mural para poner en la sala.

Enviad vuestras opiniones al e-mail del club: clubjudoforum@gmail.com

Los comentarios están cerrados.