¿Rocky o ciencia?


Tras la lectura de este artículo aparecido en la prensa deportiva cubana, nos planteamos varias preguntas al respecto. Por un lado Justo Noda nos hace una observación sobre el tipo de entrenamiento del equipo ruso o del mismo Teddy Rinner, que nos lleva al más puro estilo de entrenamiento realizado por “Rocky Balboa”, protagonista de la película “Rocky”, saga que se perpetuó desde los setenta hasta el 2007. Por esto nos llama la atención que catalogue este tipo de entrenamiento como “novedoso”.
Sin embargo si nos llama la atención sobre la observación realizada en el combate disputado por Asley González y Dae-Nam Song como un tema interesante a estudiar.
Otra cuestión que no entendemos es que considere a Asley viejo con tan solo 23 años. Probablemente sea una mala traducción y se debería haber traducido como veterano.
A continuación os insertamos el artículo para que saquéis vuestras conclusiones.
Mientras imparte indicaciones y supervisa atento cada ejercicio de sus discípulos, Justo Noda (Calimete, 1954) es capaz de ofrecer una conferencia magistral sobre el judo en los últimos Juegos Olímpicos y la actualidad que lo rodea.

Asley Gonzalez
El preparador pretende repetir en Brasil la fórmula que tanto éxito le diera con Asley González.
Y el judo, sostiene el entrenador principal del equipo masculino cubano, ha ido cambiando. “Ahora mismo cuesta mucho más trabajo clasificar y el de Londres 2012 fue un torneo sumamente atípico.
“Es la primera vez, por ejemplo, que un elenco varonil de Japón se marcha de unos Juegos sin un título. Por los criterios que determinan el sorteo —la repesca solo se da a partir de la fase de cuartos— varias muchachas de la selección femenina que hubieran podido luchar por el podio se fueron sin medalla. Y el arbitraje mostró una situación alarmante con varias decisiones polémicas”, explica.
De ahí que no duda en calificar la presea de plata de Asley González (90 kg) como una hazaña, tras caer en el mismo grupo que el griego bicampeón del orbe Ilias Iliadis, el georgiano Liparteliani y el ruso Denisov.
Precisamente sobre la potente escuadra rusa que convulsionó el medallero olímpico de la capital británica, con tres oros, una plata y un bronce, expresó su criterio.
“Es indudable que le han puesto gran interés. Hace tres años contrataron al técnico italiano Ezio Gamba, que había sido campeón en Moscú 1980, para que los preparara y han empleado métodos de entrenamiento de los más novedosos como arrojarse de alturas sujetándose únicamente con una correa (puenting) o nadar en ríos contra la corriente (rafting), que sirven para incrementar la resistencia a la fuerza”.
Y el resultado está ahí. En una disciplina en la que no ganaba ningún oro desde que competía como la desaparecida Unión Soviética, Rusia tuvo en Londres 2012 tres campeones olímpicos: Arsen Galstyan (60), Mansur Isaev (73) y Tagir Khaibulaev (100).
“También el extraclase francés Teddy Rinner (+100) se entrena escalando montañas, lo que te ejemplifica cómo cambia la manera de prepararse. A veces hacer solo judo se vuelve monótono y el papel de la tecnología es cada vez mayor”, añade.
Esto último, según Noda, es otro aspecto que ahora mismo está ganando fuerza, sobre todo con los países de más recursos, que han perfeccionado el estudio de los contrarios, filmándolos antes y durante la competencia.
“La técnica con la que el sudcoreano (Dae-Nam Song) venció a Asley en la final es algo que solo utilizaba en Regla de Oro (tiempo extra), y eso lo sabemos ahora, pero no entonces, porque allí no pudimos ver los videos”, asegura.
Así que vislumbra como un reto difícil el Mundial por Equipos que se efectuará los días 27 y 28 en la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, pese a que el escenario le trae gratos recuerdos, tras registrar allí un triunfo sin precedentes, destronando a Japón el año pasado en la Copa del orbe.
“Pero ahora las principales potencias acudirán con todo y la renovación en nuestro equipo es casi total. El único viejo es Asley y tiene 23 años, porque el objetivo es ir perfilando el grupo para Río de Janeiro 2016”.
En ese sentido, para Noda resulta de vital importancia la base de preparación que tendrán después en Belo Horizonte, puesto que de una oportunidad similar fue que emergió Asley. “Brasil, además, posee un nivel excelente, tiene 80 hombres en su equipo nacional y nos quiere ayudar, de manera que debemos aprovechar las posibilidades de ese intercambio”.
Y así, puede seguir abundando en detalles de interés sobre las bondades de la nueva matrícula en el Cerro Pelado, la estrategia que prevé para tener dos atletas competitivos por división, la posibilidad de formar nuevos entrenadores, las potencialidades que hay de desarrollar aún más el judo paralímpico o lo bueno que sería para Cuba si la Federación Internacional (IJF por sus siglas en inglés) le otorga a La Habana la sede de un Grand Prix. Todo, sin que tanta información quepa en estas líneas y sin que Noda, por un segundo, deje de seguir con la vista aguzada los ejercicios que realizan sus muchachos en el colchón.

Insertado desde <http://www.granma.cubaweb.cu/2012/10/19/deportes/artic02.html>

Los comentarios están cerrados.