Una vuelta más


Tarjeta_IJFTras la primera “lucidez” de la IJF, allá por el 2009, con el famoso “dorsal number”, el cual se impuso como obligatorio para competir y el cual debías pagar, solicitándolo con bastante antelación para coserlo al judogi y llevarlo correctamente (claro, mínimo un dorsal para el blanco y otro para el azul). Más tarde, en el 2010, le tocó el turno al judogi en sí. Solo eran válidos los “homologados”, no solo en corte y dimensiones. También debía ser en la marca del mismo. Aquí Tagoya tuvo que renunciar a poder estar homologado por la cuota tan elevada que exigía la Federación Internacional, retirándose esta marca del panorama internacional de competición. Luego, esto de los “kimonos” dio bastante juego y, prácticamente todos los años, cambiaban la normativa del judogi. Esto obligaba a los deportistas a comprarse un traje casi cada año. Con el desembolso que esto supone.
Pues bien, parece que no se les han acabado las “geniales ideas” y pensando en los usuarios amantes del judo, han supuesto que no pagamos bastante por competir en este deporte, inventado la tarjeta de identificación (por lo visto no es suficiente la de la licencia, ni tampoco la relación que envía la Federación autonómica o nacional de sus competidores cuando van a un torneo). Ahora se necesita una tarjeta de identificación que costará 40€, más gastos de envío. Pero no os preocupéis, solo se pagará cada dos años.
Esta tarjeta de identificación será obligatoria a partir de enero del 2015 para todos los eventos internacionales y deberán portarla, no solo los competidores (a partir de cadete), sino también entrenadores, médicos y oficiales de organización.
También crean una tarjeta “fan” para los aficionados (no especifican si también hay que pagar por ella o es obligatoria para ir a ver una competición – ironía.), solo que tendrán numerosos descuentos.
Para finalizar nos dan las gracias por nuestra colaboración. Creíamos que la “colaboración” es cuando se realiza o hace algo de un modo voluntario. Esto es una obligación y no da opciones.
Esto, a nuestro entender, es dar una vuelta más a la misma tuerca. La FIJ regula un deporte mayoritariamente “amateur”, con aires de profesionalidad pero sin los patrocionios y sueldos de los verdaderos deportes profesionales. Por lo visto este es nuestro regalo navideño de la IJF.
Para más detalle, os invitamos a leer el documento oficial:
Tarjeta de Identificación de la IJF.

Los comentarios están cerrados.