Evaluación cardiovascular en los niños


Haz clic en esta imagen

La Subdirección General de Deporte y Salud del CSD ha elaborado la “Guía clínica de evaluación cardiovascular previa a la práctica deportiva en edades pediátricas”. Pretende ser una herramienta básica para la protección de la salud de los jóvenes deportistas mediante la detección precoz de cardiopatías.
El objetivo principal de este documento es proporcionar información relevante y uniforme a fin de disminuir la variabilidad del reconocimiento cardiovascular predeportivo y mejorar la detección de patología cardíaca de riesgo para la práctica deportiva. Asimismo, se facilita información para las familias y recomendaciones de práctica deportiva para los niños y adolescentes portadores de cardiopatías.
Está dirigida a todos los profesionales sanitarios que desarrollan su labor asistencial, tanto en centros de atención primaria como en centros especializados donde se ofertan servicios médicos deportivos. En su elaboración ha participado un prestigioso equipo pluridisciplinar de profesionales de la salud, con experiencia en los diferentes aspectos y patologías. Para su creación se aunó la experiencia adquirida por los médicos especialistas (cardiólogos, pediatras, médicos del deporte) y se recogió la gran mayoría de las recomendaciones oficiales de los organismos de referencia y las obras especializas en la materia.
Este manual pretende ser una herramienta de uso frecuente, que proporcione esquemas, tablas, figuras, informes y cuestionarios orientados a facilitar la tarea de los diferentes profesionales sanitarios ante situaciones habituales de la clínica diaria con un abordaje eminentemente práctico de los problemas que acontecen durante la evaluación cardiovascular previa a la práctica deportiva en la edad pediátrica.
El reconocimiento cardiovascular predeportivo en niños y adolescentes en nuestro país se realiza actualmente en diversos centros (atención primaria, atención especializada, servicios médicos deportivos, centros deportivos públicos y privados) y con la implicación de diversos profesionales (pediatras generales, médicos de familia, médicos especialistas en medicina de¬portiva, cardiólogos, cardiólogos pediátricos). Esto, unido a la inexistencia de una normativa común, motiva inevitablemente una gran variabilidad en la práctica clínica.Para uno de los autores del documento, David Crespo, esta iniciativa parte de una necesidad: “Proteger la salud de los jóvenes deportistas mediante la detección precoz de enfermedades cardiovasculares que puedan suponer un riesgo vital durante la práctica deportiva”.

Los comentarios están cerrados.