Nuestro mejor Ippon


Hay veces, muchas, más de las deseadas, en las que hemos cometido errores. Otras en las cuales lo hacemos bien, pero queremos hacerlo mejor. Nuestro afán, el del Club, no es el obtener el mejor resultado deportivo en competiciones. Aunque también nos gusta que nuestros alumnos suban a lo más alto del podio.
Pero esto es secundario. En las edades que trabaja el Club (de los tres a los 17 años) nuestro objetivo principal es la formación. Sí, formación. Creemos que la formación educativa no termina con la asistencia en la escuela, sino que debe prolongarse en el ámbito deportivo más allá de un resultado. Para ello utilizamos una gran herramienta, el “judo”, deporte de lucha con gran contenido pedagógico. Sus valores morales y culturales (de origen japonés) impregnan a este deporte, no solo enseñando a luchar, transmitiendo infinidad de cualidades morales y sociales, útiles para toda nuestra vida.
Aunque no es del todo cierto. El yudo en sí no transmite estos valores por el mero hecho de practicarlo, máxime cuando quienes transmiten lo “occidentalizan” buscando, como único objetivo, el resultado deportivo.
Una eficaz herramienta en manos de desaprensivos, puede ser nefasta, por usar un eufemismo. No basta con enfundarse un judogi y saludar como un japonés para transmitir estos valores. Se debe estar convencido y desear realmente construir una sociedad mejor.
No cabe duda que el Club Forum apuesta por esto, por encima de cualquier otra cuestión. Formar es nuestro principal objetivo. Crear buenos hábitos, para una mejor calidad de vida.
Asumir que somos diferentes, buscando la integración, a través de la aceptación. Y para conseguir esto, debemos “mezclarnos”, estar juntos en una clase, con nuestras diferencias. Sin separarlos, porque esto es el principio de la discriminación.
Esto es la esencia del Club Forum, materializada en las inquietudes de María José Pérez. Una persona conspicua que no ha renunciado a ningún reto. Reto a los cuales otros no se han atrevido por “dar mucho trabajo y poca recompensa”. Es más fácil ganar medallas. María José siempre ha tenido los brazos abiertos para “sus niños especiales”, como ella los suele llamar.
Promotora de este pensamiento, a la vez que el Club ha ido creciendo y nuestros alumnos han llegado a ser profesores, el equipo se ha ido reforzando con esos valores, inculcados desde el comienzo de su aprendizaje en este club. Ahora, ellos son también profesores y transmiten lo aprendido. Richard y Rocío, junto con María José, efectúan una labor encomiable con estos niños especiales, donde el afecto y la paciencia son las principales cualidades para tener éxito.
Todo esto es porque lo sentimos y es nuestra principal motivación. Pero como bien comentamos al inicio, también nos gusta competir y ganar por ippon.
Si embargo, en esta ocasión, nuestro mejor ippon no ha sido en el tatami, sino en un artículo escrito por una madre luchadora, María del Mar Martínez Martínez, quien no ha cejado en su búsqueda por encontrar lo mejor para su hijo, alumno de este club del cual nos sentimos muy orgullosos sea miembro: Iván Todorovic Martínez. María del Mar ha escrito una carta a La Voz de Almería que nos causa rubor y agradecimiento por reconocer nuestro trabajo. También hace mención a Yolanda Gómez, (hija de Richard y Yolanda), de ocho años y Paloma Rodal, (hija de MariJ y Quini), con nueve, que han tenido una envidiable dedicación con Iván, a pesar de sus edades.
Os adjuntamos la carta aparecida en La Voz de Almería:


Iván Todorovic Martínez, de siete años y diagnosticado de síndrome de autismo, ha remitido una carta a La Voz de Almería agradeciendo el trato del equipo de Judo del IMD de El Ejido. Estas son sus palabras:
“Soy Iván Todorovic Martínez, tengo siete años y tengo síndrome de autismo. Después de tres años de lucha y de encontrarme puertas cerradas tanto por parte de las administraciones públicas como de la empresa La Mar, he encontrado a unas maravillosas personas que me han Clausura_IMD_007acogido como a uno más para realizar una actividad extraescolar: el equipo de Judo del IMD de El Ejido. Me han aceptado, me han integrado y me han hecho muy feliz haciendo que practique algo que era desconocido para mí, el deporte en equipo. Esta labor la realizan también con otros niños con diferentes discapacidades, gracias de corazón de mi parte y de mis padres. Os quiero”
Clausura_IMD_055Así mismo, Ivan Todorovic da las gracias a Richard Gómez Rubí, María José Pérez González y Rocío Casillas Huertas, del equipo de judo y, a Yolanda Gómez Cataño y Paloma Rodal Pérez, por su colaboración especial.
Insertado desde <https://www.facebook.com/lavozdealmeria>

Los comentarios están cerrados.