¿Por qué seguimos en esto?


La verdad, no lo sé. ¿O sí? Sí. Claro que sí. Si no lo supiera no estaríamos en esto o no lo viviríamos con tanta pasión.
Cierto es que mi familia tiene gran parte de culpa. Comparten mi pasión por este deporte: mi mujer, mi hijo, mi hija…. Son yudocas. Y, además, cada uno de ellos en una faceta diferente de este deporte tan completo. Faceta que pasa desde el educativo – formativo de mi hija, el competitivo y evolutivo de mi hijo, el pedagógico de mi mujer y mi satisfacción de estar a otra velocidad, lenta ya, pero entrando al tatami y continuando con el siguiente escalón ascendente. Ascendente para todos, la gran familia yudoca.
Esta gran familia, hace que siga en esto. Veo como nuestros alumnos crecen. Cómo MariJ, Rocío, Richard y Víctor realizan una gran labor formativa y educativa con los más pequeños a los cuales van formando. Y quienes van creciendo y, muchos de ellos, se hacen mayores con nosotros.
Preparatorio_CN_021Y es ese proceso por el cual seguimos en esto (la familia FORUM), porque los vemos crecer y los ayudamos a ser buenos ciudadanos, ante todo. Luego, siempre ves a quien por su tolerancia a la frustración, por su sacrificio y pasión, tienen opción a avanzar un poquito más allá y te contagias de su idea, de verlos en una olimpiada. Y los ayudamos a que sigan en el camino de ese sueño, intentando que despierten en el momento correcto para hacerlo realidad. O al menos tengan la satisfacción de haberlo intentado. Sin haber dejado pasar el tren, pues estos, quienes dejan pasar el tren siempre recordarán, con amarga nostalgia, que estuvieron en el andén y no subieron.
Ese sueño no debe ir solo en esa línea deportiva. La formativa, la educativa, debe seguirles a lo largo de toda su vida. Al igual que la deportiva, fomentamos en ellos la inquietud por estudiar y ampliar sus conocimientos pues son estos la clave para progresar en todos los ámbitos. Lo que más lamentamos es cuando vemos en nuestros alumnos una chispa, una cualidad y no somos capaces de conseguir el guiarlos por el camino adecuado. Y vemos cómo se pierden en un cruce. Pero en eso no podemos hacer nada. Lo intentamos, aunque muchas veces una serie de factores sobre los cuales no tenemos control, los hace errar en su decisión y vemos con tristeza como desaparecen en la niebla.


DiaMundJudo_156

¿Entonces, qué nos motiva a seguir? Gracias al optimismo. Gracias a que no todo son decepciones y errores, siendo la mayoría de ellos grandes aciertos. Y, aún sin continuar en yudo, vemos que les ha servido y progresan en otros ámbitos con gran alegría por ellos. Ver en los ojos de los más pequeños esa inquietud por aprender y en los más mayores ese reconocimiento, ese orgullo de ser o haber sido miembro y parte de la familia del Club Forum. El mismo orgullo que sentimos nosotros hacia ellos cuando nos visitan, nos recuerdan y… Nos miman de un modo altruista, obsequiándonos con algún presente que perdurará para siempre en nosotros, en nuestra memoria.

 

¿Por qué seguimos adelante? Es fácil, por todo lo escrito anteriormente. Eso nos motiva a ser partícipes de sus sueños, contribuyendo a poder hacerlos realidad o haberlo intentando. Y, quien sabe, igual nos encontramos algún día viendo en el televisor a uno de nuestros antiguos alumnos, en la final del mundial. Ese día tendremos una sonrisa en la cara, todos, al igual que le ha ocurrido recientemente a nuestro amigo Carlos Montero con su discípula, María Bernabéu. Y si no… Seguiremos adelante con la ilusión de nuestros “niños”, con una gran sonrisa, consiguiendo lo mejor de ellos: verlos crecer en el amplio sentido de la palabra y en todos los ámbitos. Por eso seguimos.

Judo_en_Familia_423

Los comentarios están cerrados.