Examen Cinto Negro I


Sobre las 18:45 del sábado comenzó el primer examen de nuestra alumna Isabel Latorre. Con los nervios controlados, aunque algo perceptible en su voz, Isa empezó con la teoría. Su exposición sobre el saludo fue expuesto con seguridad, el siguiente bloque, las técnicas de tachi waza, supo expresar sus conocimientos técnicos de un modo fluido y sin equivocaciones. Tras esto, pasó a las técnicas de suelo en donde su uke, Pili, se compenetró muy bien con Isa, realizando un trabajo de suelo bastante bueno.
Por último, en la presentación del kata, Isa dudó al realizar el saludo pues, acostumbrada a la distancia del club (colchonetas rojas a seis metros), éstas estaban a ocho, la hizo dudar a la hora de colocarse para el saludo. Luego se percató y avanzó hasta la marca existente, que limitaba los seis metros. Isa comenzó con la primera técnica del primer grupo, Uki otoshi, con una soltura y fluidez como pocos lo habían realizado. A partir de ahí todo continuó bastante bien. Solo un fallo, en la colocación de la distancia del ataque de seoi nage, no era para preocuparse. Además, su uke supo maquillar muy bien el fallo y en el siguiente ataque por la izquierda, Isa corrigió la colocación con mucha naturalidad.
Isa finalizó su examen entre sudor, resuellos y alguna lágrima, al liberarse de toda la presión sometida por la prueba. Ahora faltaba el veredicto del Tribunal, aunque lo suponíamos positivo.
Tras de Isa, y un par de aspirantes más, fue el turno de Encarna. Aunque aparentemente tranquila, se la notaba más nerviosa que a Isa. La teoría no le supuso problema alguno y en las técnicas de pie tampoco tuvo complicaciones.
Ya en suelo, explicó y demostró las bases de las inmovilizaciones y sus conceptos. Le pidieron un trabajo de suelo cuando Uke se encuentra en posición cuadrúpeda y, ahí, dudó un poco y confundió algunas acciones pero salió airosa. Después le pidieron una inmovilización, una estrangulación y una luxación, ejecutándolas sin problemas.

El último bloque del examen, la kata Nage No Kata, lo hizo con bastante soltura y sin apenas fallos importantes. Tan solo en el Kata guruma cometió leves errores. Una vez fuera, la felicitamos por su buena actuación y suponíamos, al igual que con Isa, un aprobado para ella.
Llegado el protocolo de la entrega de cinturones, dieron paso a los cuartos danes, terceros, segundos… Y por fín los primeros danes. Para nuestra alegría, el primer nombre fue el de Isabel Latorre y el segundo Encarnación García, esto produjo unas ovaciones por parte de los miembros del club, familiares (maridos e hijos) y amigos presentes. Fue muy emotivo e ilusionante verlas ahí, sonrientes, con lágrimas en los ojos, recogiendo de los profesores del Tribunal, el ansiado cinturón negro. Cinturones que fueron puestos por sus profesores MariJ y Quini.
Por la noche, en la cena, las felicitaciones, las emociones y los agradecimientos mutuos afloraron hacia todos sus miembros. Tanto Isa como Encarna mostraron su alegría y agradecieron el apoyo de familia, maridos e hijos, así como el reconocimiento a sus ukes y un afectuoso cariño para MariJ y Quini.
Al día siguiente, domingo 10 de julio, sobre las 09:30, empezaba el examen de Francisco José. Pero este examen y el de Pedro os lo explicamos mañana. Hoy disfrutemos de nuestras dos madres que han sido constantes y capaces de llegar a obtener el cinturón negro, tras cinco años de prácticas.
Enhorabuena Isa y Encarna. Desde el Club os felicitamos y nos sentimos orgullosos de vuestra constancia.

Los comentarios están cerrados.