Despedida y récord


Siempre hemos hecho la comparativa del club con un colegio o instituto pero, a diferencia de estas instituciones, separarnos del alumnado es más traumático.
Mientras en un centro educativo, cada año, el personal docente cambia con relativa frecuencia. Y en el salto al instituto no digamos. Profesorado nuevo, instalaciones nuevas, métodos, asignaturas… Sin embargo en el club no. Una alumna (el caso de Pilar León) entra en el club con dos años y medio (la guardería en docencia) y se va de él con dieciocho años (finalizado el instituto). Tras tantos años en este club, es difícil no tener una relación más allá de una alumna. Pilar es como una hija para MariJ y Quini, con sus “tíos” Richard y Rocío y todos los “hermanos” del Club que la han visto crecer, entrenado con ella, verla en competiciones. Ganar, perder, lesionarse… Varias veces campeona de Andalucía, dos medallas nacionales y… Una maravillosa persona, no dejando indiferente a este Club donde se la echará mucho de menos.
En estos últimos años también ha sido la “senpai” de Quini y ella encantada de serlo. Competir siempre le ha gustado y llamado mucho, aunque en estos dos últimos años no haya estado tan centrada en ello. Otras prioridades ocupaban su atención. Y gracias a eso ha terminado entre las mejores del instituto, con una nota muy holgada en selectividad que le permite elegir la carrera deseada.
Aunque llegó más tarde también se hizo notar. Claudia Smith llegó por accidente al mundo del yudo: vino, vió y… ¡Se quedó! Seis años ha permanecido en el Club y nos ha dado su sonrisa, alegría y buen hacer. MariJ y Quini también le han cogido mucho cariño, al igual que todos los del Club. Claudia siempre ha sido muy cariñosa y su simpatía conquistó a todos. Curiosamente Pilar y Claudia se han hecho muy buenas amigas y nos divertíamos mucho viéndolas juntas porque nos recordaban a los hermanos Zipi y Zape. Siempre chinchando la una a la otra pero sin vivir la una sin la otra.
Tanto Pili como Clo (Claudia) dejan este club para continuar sus estudios universitarios, Pili en Granada y Claudia, probablemente en Málaga. Y también continuarán con el yudo. Es algo con lo que ya no pueden pasar. Pero su formación continuará en otro club. En el caso de Pili en un club amigo, un club considerado por nosotros como la continuidad en la adquisición de conocimientos y habilidades a mejorar y desarrollar. Hemos creado las bases, ahora ellos, el Budo, darán forma y evolución hasta donde ella quiera llegar. El Budo nos ha demostrado ser ideal para continuar con la formación de nuestra chica. Seguirá la estela de una antigua alumna nuestra, Candela Fernández, con quien se encontrará. Ella ya sabe lo que es ir al Budo y está encantada. Estará como en casa.
Con Claudia, depende de su ubicación, intentaremos encontrarle un lugar propicio para ella. En Málaga el club que nos gustaría para ella (judo club Marbella) le quedará algo retirado pero, pensamos, que Juanjo Pino es uno de los mejores profesores con quien podría estar. Ya veremos.
La despedida no es triste, aunque sí melancólica pues las echaremos de menos. Esperamos que os vaya muy bien y saber de las dos, siempre con noticias positivas sobre vuestros estudios y deporte. Como recuerdo, el Club Forum les ha regalado una camiseta conmemorando su paso por este club y firmado por la clase.
Pero hay otra joven yudoca. Lleva también mucho tiempo con nosotros, destacando poco a poco por méritos propios. No, no se va (aunque sabemos que así será, pero aún queda), todo lo contrario. Ángela Martín ha recibido una camiseta similar. Pero no por permanencia en el club. Ha sido la yudoca más regular de la temporada 2016-2017. Y así lo avalan las 133 clases asistidas, siendo la alumna más destacada por esto. Ángela también ha competido este año. Poco porque así lo hemos considerado pero, por su temple, nos hará vibrar en alguna que otra competición. Pero, poco a poco. Seguimos avanzando y alegrándonos de la formación dada en el Club.
Claudia y Pili también han acordado cederle el testigo a Ángela para que sea el Uke de Quini. Parece que a Ángela no le disgusta.
Muchas gracias Pili y Claudia por todos los años ofrecidos.

Anuncios